llorente

Acompañando a la soledad

Existen personas, aquí, muy cerquita, en nuestra ciudad, en nuestro pueblo, nuestros vecinos, la mujer que vive en frente y que da de comer a las palomas desde su ventana,