Los chavales de la radio

Hubo un tiempo en que las familias se sentaban alrededor de una mesa con el único propósito de disfrutar, divertirse o emocionarse con los programas que se emitían por la radio. En esta actividad, el televisor sustituyó al invento radiofónico pero, contrariamente a lo que se pensó con la llegada de la televisión, no dejó de existir y se reinventó. En España, la radio fue el entretenimiento familiar hasta bien entrada la década de los sesenta ya que, anteriormente, el televisor sería poco menos que un artículo de lujo. Aunque las primeras transmisiones regulares tuvieron lugar en Argentina, fue en Estados Unidos donde la radio alcanzó mayor popularidad a partir de 1920, durante la década de los treinta, explotando en la década de los cuarenta y convirtiéndose en elemento indispensable para el hogar de cualquier familia.

La voz de una mujer fue el primer sonido que salió de nuestros transistores en España. María Sabater, 14 de noviembre de 1924, seis y media de la tarde, Hotel Colón; La estación radiodifusora EAJ-1 de emisiones Radio Barcelona.

En este país se hace radio, muy buena radio desde entonces. Nos acompañó en los mítines republicanos, en la desesperación de la Guerra Civil, en las voces pirenaicas de otros países para estar realmente informado, en los desbarajustes censores de Franco y en el anuncio de su muerte, en la transición, en el golpe de Estado, en las madrugadas de fútbol, en la larga y afligida espera de ajusticiamientos de miserables terroristas, en radio fórmulas de fenómeno fan, en retransmisiones de corridas de toros, de mundiales y Juegos Olímpicos, nos acompañó hasta el amanecer, con misterios, con leyendas históricas y anónimos testimonios desde camiones o cabinas telefónicas,  amaneceres de opinión periodística para despertar. Nos acompañó y nos acompaña. La radio sigue en la cocina de nuestras casas, en los viajes cortos, largos o vacacionales de nuestros coches, en los podcast de los móviles, en las aplicaciones de nuestras tablet.

Vivir la radio desde dentro apasiona. Nuestra voz y pensar siempre en los oyentes, siempre. Una especie de droga de comunicación que te atrapa y de la que no existe metadona que mitigue el monazo de su desconexión.

Desde hace un año la radio ya tiene un pequeño hueco en zonas donde sólo llegaban las ondas, el eco de la radio como frontón. Ahora fluyen, poco a poco, pero con firmeza. Salen, se gestionan y se modulan a conveniencia para revivir sus propias historias. Emisiones humildes desde barrios humildes. E-Misión color aproxima la lejanía, acerca la radio a los pequeños de estos barrios. Un año donde chavales ya preparan sus guiones, sus directos, sus preguntas. Pura radio desde cero con el equipo de E-Misión Color, Pablo y Leo a la cabeza. Ellos preguntan, Segundo Píriz, Rector de la Universidad de Extremadura y Emilio Jiménez, director de la Fundación CB, motores y combustible de este proyecto, responden. Estamos en directo.

Centro Social Gurugú. Badajoz. Un día del 2018. Cinco de la tarde. Raúl Pinto: Bienvenidos a un nuevo programa más de E-Misión Color.  

 

Programa de E-MISIÓN COLOR / Especial desde el Centro Social del Gurugú. Los chavales toman el mando de la radio. Entrevista al Rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz y al Director de la Fundación CB, Emilio Jiménez.

Compartir en...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *