Centro Social Gurugú

Nombres y apellidos para un comedor social

Un pequeño, Niño 1, entra vacilón con voz ronca y aires de rapero, intentar vendernos un pendiente de plástico duro a 20 euros. Declinamos la oferta. Una pequeña, Niña 1,

El Carnaval desde la base

Los chavales van llegando. Son chicas y chicos de diversas edades. Son aún pequeños. Ocupan el aula libre de la primera planta, el resto de salas están colapsadas por acciones

Los ingredientes esenciales de un comedor solidario

Cuesta creerlo, pero hay personas, que tras el anonimato del hambre, esconden tímidos la dureza de mantener a flote una familia cada mes. En tu barrio, en tu calle y